martes, 22 de julio de 2008

Añolotis sombreritos express de queso, jamón y nueces (Es)

Para festejar nuestra primeras 60 recetas en el blog unas ricas pastas hechas en casa rapidísimas.

Gracias a los lectores y en especial a todos aquellos que nos han dejado comentarios de aliento.

Añolotis sombreritos express de queso, jamón y nueces
Esta pasta es también conocida en Buenos Aires como “sombreritos”, o añolotis...
Una vez más la valiosa influencia de la inmigración italiana dejando sus huellas en Argentina y los criollos adaptándola a sus costumbres. Suelen tener unos 4-5 cm de diámetro.

Agnolotti (significa sombrero de cura en italiano) y agnolotto en plural son pastas rellenas en forma de semicírculo de orígen piamontés. En algunas ciudades los hacen muy pequeños y en otras les dan una forma de empanadilla sin juntar las puntas muy similar a un panzerotti. Yo he decidido bautizar esta versión de pasta italo-argentina como agnolotis sombreritos.

En junio vi que maBel hizo unos ravioles express usando las obleas de empanadillas y me quedó la idea de probar si realmente sirven para hacer pastas.


Aquí va mi ensayo:

Para 2 personas (16 añolotis):

1 paquete de obleas para empanadillas pequeñas o tapas de empanaditas para competín (En España vienen en paquetes de 16)
250 gramos de ricota o de queso requesón
100 gramos de jamón york (jamón cocido en Argentina)
1 puñado de nueces picadas
2 cucharadas soperas de queso parmesano rallado
Un trocito de mozzarella (3 lochas finas) o 50 g de mozzarella rallada
Media cucharadita de nuez moscada en polvo

Primero preparar el relleno.

Colocar en un bowl: la ricota, el jamon picadito, las nueces picadas, el queso parmesano rallado y la mozzarella cortada en trocitos o rallada.

Mezclar bien, agregar la nuez moscada, mezclar nuevamente y reservar en el frigorífico. Dejar refrigerar 1 hora.

Sacar las tapitas del paquete. No despegarlas todas a la vez porque se secan.

Colocar una cucharadita de relleno en el centro de la masa, humedecer el borde y cerrar igual que como una empanadilla. Apretar bien alrededor del relleno y las uniones de la masa.

Luego darle forma de medialuna o croissant.

Después, juntar las puntas sellándolas con un poquito de agua y presionando bien.

Realizar lo mismo con cada tapa de masa e ir colocando los agnolotti sobre una fuente. Llevarlos al frigorífico hasta el momento de cocción. Si piensas dejarlos más de 1 hora trata de cubrirlos con un papel film o una bolsita de plástico limpia porque sino se pueden secar demasiado.

Colocar abunante agua con sal en una cacerola y cuando rompa el hervor introducir delicadamente la pasta. La cocción es rapidísima. Ni bien suben a la superficie retíralos con una espumadera para evitar que se desarmen. Sírvelos acompañados con una salsa, por ejemplo, con salsa rosada express o con una salsa de tomates natural. Coloca una capa fina de salsa sobre la fuente y luego la pasta. Termina cubriendo los añolotis con el resto de la salsa rosada.

Añolotis sombreritos express de queso, jamón y nuecesConclusión del ensayo: quedaron riquísimos... Le gustaron incluso a mi marido a quien le dije cómo los había hecho una vez que ya los había probado. Hay que estar muy atentos con la cocción porque la masa es mucho más delicada que la de pastas frescas. Una buena idea para ensayar con otras formas de pastas y rellenos para estos días de tanto calor... Aunque no se puede comparar esta versión express con las auténticas pastas frescas amasadas en casa, la caractéristica de la masa es muy diferente y sobre todo la textura. De todas formas vale la pena hacerlos pues son un buen recurso cuando el tiempo y el clima ¡aprietan! e incluso cuando se reciben visitas de improviso: ¿quién no tiene un paquete de obleas para empanadillas en el frigo?


2 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente!!!!!!!!!

YUYUY dijo...

Deliciosos! Hoy me animo a hacerlos, gracias por la receta!
Besos.

Publicar un comentario en la entrada